Preguntas frecuentes

¿Qué es la Toxina Botulínica?

Es una proteína producida en determinadas condiciones por la bacteria Clostridium botulinum; La de uso médico es del tipo toxina botulínica “tipo A”. Comúnmente llamada “Botox®” por el nombre comercial que la popularizó, hoy en día existe además con otros nombres comerciales de varios laboratorios (en España: Vistabel®, Azzalure®, Bocouture®).

¿ Cuál es su mecanismo de acción?

Básicamente bloquea las “placas motoras”, que son los puntos de comunicación entre nervio y músculo, por lo que reduce o anula la movilidad de esas fibras musculares. Por ello en su estado natural puede producir intoxicaciones graves en caso de ingesta masiva de la toxina, como en el caso de alimentos contaminados por la bacteria y envasados indebidamente.

Si es una Toxina, ¿por qué es seguro usarla?

Que su uso sea seguro se debe a su proceso de purificación, a las dosis mínimas que se aplican en consulta (hasta 60 veces menor que las tóxicas), y al respaldo de cientos de estudios científicos y décadas de experiencia clínica con millones de pacientes, no sólo en Medicina Estética sino también en Dermatología convencional, Oftalmología o Neurología.

Para que su eficacia y para minimizar la probabilidad de efectos indeseados es imprescindible personal médico formado y habilitado legalmente

¿ Para qué lo usamos en Medicina Estética?

  • CORRECCIÓN DE ARRUGAS FACIALES: es su indicación principal. Concretamente de las arrugas dinámicas o de expresión, que aparecen por la contracción de los músculos bajo la piel al gesticular. La principal indicación son las arrugas del tercio facial superior, especialmente el entrecejo, y también la frente y las “patas de gallo”.
  • PREVENCIÓN DE ARRUGAS ESTÁTICAS: toda arruga dinámica tiende a convertirse en estática con el paso del tiempo por el daño progresivo que se produce en las fibras elásticas y de sostén de la piel donde están. Tratando las arrugas de expresión antes de ello, se previene que se conviertan en estáticas, generalmente más complicadas de abordar.
NO ES ÚTIL EN ARRUGAS ESTÁTICAS establecidas, ya que son por pérdida de sostén y elasticidad de la piel y precisan otros tratamientos.
  • TRATAMIENTOS ESPECIALES: como la corrección de sonrisa gingival o de una sonrisa asimétrica.
  • HIPERHIDROSIS (Exceso de sudoración): cuando se focaliza en áreas delimitadas, como axilas, palmas o plantas, y no se debe a otras causas identificables, la inyección de toxina botulínica en la piel produce una reducción importante de la producción de sudor, ya que está mediada por el mismo neurotransmisor que se bloqueaba en la placa motora: la acetilcolina.  El tratamiento se aplica mediante inyección en la dermis en puntos estratégicos en la producción de sudor, con efectos satisfactorios y duraderos en la gran mayoría de casos (especialmente en hiperhidrosis axilar, pero también palmo-plantar)

¿Para qué NO sirve el Botox?

No sirve para tratar el componente estático de las arrugas. Tampoco para conseguir efecto relleno ni mejorar la calidad estructural de la piel. No obstante es compatible con todos los tratamientos apropiados para todo ello, por lo que diseñamos en la primera consulta un plan de tratamiento apropiado para cada paciente, previo diagnóstico médico.

¿Cuáles son sus contraindicaciones?

No se aconseja usar este tratamiento cuando el paciente padece previamente alguna enfermedad neuromuscular, que podría empeorar transitoriamente al aplicarlo.

Tampoco es prudente usarlo durante embarazo y lactancia, ya que pertenece a la categoría C de la FDA sobre seguridad de fármacos en el embarazo, y el balance beneficio-riesgo aconseja posponer el tratamiento o valorar alternativas.

¿Y sus efectos secundarios?

Son muy infrecuentes, y además reversibles por sí solos en poco tiempo. Por ejemplo:

  1. Efecto sobre músculos distintos a los deseados: con una buena técnica usualmente sería por difusión del producto. Para evitar esto, damos instrucciones a seguir para las horas o días inmediatamente posteriores el tratamiento, explica por el Médico Estético y por escrito al paciente.
  2. Sobrecorrección: exceso de efecto. Para evitar esto es fundamental un diseño y aplicación adecuados, usar dosis suficientes pero no excesivas, y planificar siempre una sesión de revisión y retoque entre 7 y 15 días después, en la que si fuera necesario se completaría el efecto deseado para conseguir un resultado suficiente y natural.

Son extremadamente raras las alergias al medicamento y otros tipos de reacciones adversas.

¿Cuánto va a durar el efecto?

En general es bastante variable, porque depende fundamentalmente:

  1. De la técnica de aplicación.
  2. Del paciente: Según su patrón de gesticulación: “Normocinético” si mueve sus músculos cuando quiere, con relación estrecha entre sus emociones y sus gestos; en este caso el efecto dura de 6 a 9 meses. Si es un paciente “Hipercinético“, que mueve sus músculos involuntariamente; el efecto es de 4 a 5 meses. Si por último es “Hipertónico“, con sus músculos en contracción constante; en estos casos, puede durar unos 3 meses o incluso menos.

Se puede ver con cierta frecuencia que el efecto dura progresivamente más tiempo en sucesivas aplicaciones, por un efecto de “reeducación muscular”, consistente en que el tratamiento produce una modificación en la expresión facial, lo que a su vez modifica la gesticulación espontánea del paciente, y esto suele reducir o retardar la reaparición de las arrugas tratadas.

¿Quién me puede aplicar el tratamiento?

  • Rechaza toda Toxina Botulínica de marca desconocida, viales previamente abiertos o ya reconstituidos y precios anormalmente reducidos (implican baja calidad o productos no seguros)
  • Elige un profesional cualificado legalmente (Médico Estético, Dermatólogo, o Cirujano Plástico, que tengan certificación legal para manejar este fármaco)


 

Attachment